Apertura 2006

Thursday, October 05, 2006

Desde el tablón

Sigo obsesionado con ir a la cancha. Así que aprovecho para relacionarlo con algo que tenía ganas de escribir hace un tiempito. Hace dos días que canto, silbo o tarareo dos canciones que me gustan. La parte de adelante y Pasos al costado. Pero lo curioso, y lo que me da la pauta de mis ganas de ir a la cancha, es que cuando me pongo a cantar, me salen las versiones tribuneras de las canciones. Son mis dos canciones de cancha favoritas, y eso que nunca fui muy de “celebrar ritos tribuneros”. Aunque cada tanto me gustaba saltar un poco en la tribuna y, sobre todo, putear y hacerles gestos obscenos a los visitantes desde abajo en la tribuna de socios que da a la calle brandsen. Además las dos canciones me encantan porque son opuestas. Una es combativa, se carga a la mayor cantidad de clubes posibles y lo hace con la mayor elegancia posible para su contexto. Y tiene el mejor remate que alguna vez escuché en una tribuna. La otra es un festejo que no busca referencias en otros equipos, pero no llega a ser una autocelebración tribunera descarada. Las dos tienen un ritmo canchero inusual y muy pegadizo. Acá dejo las letras de las dos y espero poder corear alguna pronto.

La parte de adelante – Andrés Calamaro

Voy a contarte como viene mi locura
No soy del rojo por que no tengo amargura
No soy de Racing, yo no vendo el sentimiento
Y para el globo un minuto de silencio
No soy de Boca por que nací en argentina
No soy milico por eso no soy gallina
Adivinaste soy del cuervo y tengo aguante
A San Lorenzo yo lo sigo a todas partes

Buenas y malas siempre estuvo la gloriosa
Lo dijo el diego la hinchada mas ingeniosa
Si no te alcanza o te queda alguna duda
Vení chupala que el cuervo la tiene dura!!!


Pasos al costado - Turf

Señores yo soy de Boca
y lo sigo a todos lados
No me importa donde juegue
siempre lo voy a alentar.

Pasan los años, jugadores y
también campeonatos
El sentimiento nunca se me va a terminar

Y vamos Boca no tenes que perder
Y vamos Boca que tenes que ganar
Daría la vida por un campeonato
y una vuelta más

Tuesday, October 03, 2006

Sólo en la cancha

Vuelvo a postear, aunque medio desganado por la salida de Fabbiani y la entrada de Lavolpe. Se viene el clásico y me muero de las ganas que tengo de ir a la cancha. Ya sé que no voy a ir al estadio con nombre de gaseosa, pero al menos vi desde el lugar de los hechos buena parte de los mejores clásicos de la última década. Creo que de los realmente vibrantes, si la memoria no me falla, me perdí nada más que el del aleteo de Tevez -justo ese día había dejado de fumar y me tomé dos litros de té durante el partido- y el que empató River 3-3 con un cabezazo de Celso Ayala después de ir perdiendo 3-0. Cuando me pregunto por qué tengo tantas ganas me doy cuenta que en realidad todo es porque lo que quiero es ir a la cancha sin que importe demasiado el partido. Desde que terminó el mundial sólo fui a la revancha de Banfield – San Lorenzo por la sudamericana y fue un partido horrible. Casi no hay equipos que jueguen bien, pero hay muchos partidos de esos que se disfrutan sólo en la cancha, los que mirando por tele otorgan el nerviosismo pero poco del placer del vivo.

River es un ejemplo de este tipo de partidos. Juega bastante mal (igual viene siendo muy superior a sus rivales, a pesar de las dudas que demuestra el equipo), pero en los últimos tres partidos le empataron Colón y Belgrano sobre la hora. Justicia divina porque antes le había ganado de pedo a Gimnasia de Jujuy en tiempo de descuento con un gol de Domingo. Parece que cada vez se hacen más goles sobre la hora y cuando eso pasa nada más lindo que estar en la tribuna. El partido de Quilmes este domingo contra Argentinos parece un caso extremo: el referí adicionó 3' y la pelota entró a los 92' 57''. Encima fue de tati Bustos Montoya, que había entrado un ratito antes y tocó una pelota sola. Argentinos tal vez sea el equipo con peor suerte del campeonato y eso es lo que hace que uno piense que aunque lo separen sólo tres puntos de alcanzar a Colón y escaparle a la promoción, su destino ya parece condenado.

Claro que hay equipos que te sacan las ganas de ir a la cancha. Racing es un ejemplo: no importa que golee, da lástima ver cómo se cuelga del travesaño. Lo mismo podría decirse de Banfield, equipo al que menciono sólo porque seguramente vaya a verlo cuando vuelva a la cancha, por una cuestión de contexto y comodidad. Otro caso es Arsenal, aunque tiene todo el culo que le falta a Argentinos. San Lorenzo e Independiente son casos intermedios. El rojo gana y juega bien cada tres partidos, después es un desastre y cualquiera puede ganarle. Por lo menos es de los pocos que salen a buscar los partidos. El ciclón juega tan mal como Racing, pero tiene tipos a los que está bueno verlos jugar sin necesidad de que les apunte una cámara (Lavezzi, cuqui Silvera, Acevedo, a veces Riverito y Adrián González). Ñuls es un caso parecido a San Lorenzo, gracias a los dos paraguayos de arriba y, sobre todo, al ex Temperley Mauro Cejas.

Desde que Lavolpe llegó a Boca y lo independizó de su identidad de juego, Estudiantes (Verón, Pavone) y Vélez (Escudero, Zárate, Castromán, Cubero, etc) son los dos únicos equipos que me gusta en serio cómo juegan. Pero Boca – Vélez fue un gran ejemplo de esos partidos en los que estar en la cancha tiene un valor agregado. Marinita me decía, mientras mirábamos el partido, “esto parece guionado”. A lo que respondí algo así cómo “flor de hijoputa el guionista, podría haber escrito un 4-0 para Boca y listo”. Pero si uno está en la cancha sabe que prefiere, siempre, un 3-2 así antes que el 4-0. Boca arrancó con todo y complicó a Vélez. Hasta Palermo le devolvió una pared a Palacio de rabona y lo dejó mano a mano contra gato Sessa. Pero Boca después perdió la pelota por la presión efectiva que hizo Vélez, ahí se comió un baile que lo desconcertó y le hicieron dos goles de pelota parada. Encima lo echaron a Krupoviesa. Terminó el primer tiempo con Boca listo para el KO y con buena parte de la cancha puteando a Lavolpe (mención especial para el que le gritó “jugá como el coco, la concha de tu madre”).

En el segundo tiempo bigotón se vengó y le salieron todas. Lo puso a Franzoia, que estuvo imparable, y probó con Dátolo en lugar de Cardozo, que tuvo su partido más flojo en primera. Mellizo Schelotto se lo quería comer crudo... Boca llegaba mucho pero Sessa estaba intratable y tenía una de esas tardes en las que parece no haber forma de mandársela a guardar. Pero apareció Gago, que coronó un segundo tiempo brillante con su primer gol en primera. Y Palacio, que no jugó tanto pero las peleó todas (especial llamado de atención para la roja que “le perdonó” Baldassi por su actitud palermesca), la empujó dos veces. Remontadas como ésta dan ganas de ir a la cancha a ver cualquier partido. Pero también me despiertan un deseo egoísta para que este clásico que voy a ver por la tele no sea memorable.

Monday, September 25, 2006

la twilight zone futbolera no hace más que crecer

Desde el pasado lunes por la tarde, cuando me puse a mirar el fixture buscando inspiración para predecir, me pareció que la pasada era la fecha más rara -hasta el momento- del torneo.

Estando casi a la mitad se anticipaba una posible inflexión, y esa vaga seguridad sumada o combinada con la actuación de Boca; con la sorpresa de Malandra (hermoso nombre) y la posterior suspensión; con un momentáneo equilibrio en la tabla de posiciones y el escalamiento que a fuerza de HABILIDAD DEPORTIVA y HERMOSO JUEGO hace el Arsenal de Alfaro (potencialmente primerísimo, como este blog no se cansa de sostener desde la primera fecha), me tenían en un estado de perplejidad ante la necesidad de sacar algunas rápidas conclusiones.
Como nunca desde el comienzo el hincha y el aficionado estuvieron lejísimo de poder adivinar el provenir de la fecha.

Casi tanto como la primera victoria de Banfield, nos sorprende hoy el empate-victoria de Colón ante (sobre) River. Quizás sea al revés, porque bien es sabido que no se pierden tooodooos los partidos, pero no pensé que el equipo de verde y naranja le iba a ganar, de VISITANTE, al equipo que LE CORTÓ LA RACHA A BOCA.
Creo que tanto los mendocinos como los bonaerenses olieron acá la oportunidad de sumar 3 ante un oponente no tan temible, pero Banfield tuvo suerte, y quizás SU DT ES HIJO DEL RIGOR.
La prensa recogió que de 3 llegadas, convirtieron 3 goles; y teniendo en cuenta lo improbable que es hacer un gol habrá que darle un poco de crédito a los jugadores pero sin que eso signifique que se entienda que yo no creo que Godoy Cruz haya tenido la peor suerte.

Del partido de River no vi ni un compacto.
Hubiera gritado el gol de Colón porque al equipo del Burrito Ortega LA PUNTA LE DURÓ POCO. Y es más o menos lo que le pasó a Boca la fecha pasada con Godoy Cruz, PERO MUCHO PEOR. Mucho peor, porque no había factores desestabilizadores ni de excesiva presión, SINO TODO LO CONTRARIO. Con un partido fácil que River perdió de local, se puede empezar a esbozar una característica de esta fecha: partidos que a minutos del final se dan vuelta.
Así fue que se cortó la racha ganadora de un equipo QUE LLEGA ABAJO AL SUPERCLASICO.

Otra “vuelta de tuerca” la dio Rosario Central, que le ganó a Gimnasia 5 minutos antes del final, cuando empataban cero a cero. Aparentemente (según narró mi jefe esta mañana) culpa del Elizondo ese que ya nos tiene la paciencia un poco agotada y que, dato de color, anduvo echando gente dejando este partido con 20 tipos en cancha.
Más emociones tuvieron Merlo y su gente en Avellaneda, que CASI LA QUEDAN CON QUILMES que, by the way, va último solito, con un único punto que cosechó contra Godoy Cruz que, dos fechas después, sería el equipo que significara la primera y única victoria de Colón, hasta el empate con River ayer mismo. Qué partido repleto de onda y estilo con la presencia glamourosa de gente muy grosa como Mostaza Merlo (no tiene un amigo que lo rescate con respecto a su pelo?) y grosa grosa, como Chatruc (desde este blog te amamos, negro).

Además de cambios sorpresivos, otros eventos felices de la fecha, son las victorias de equipos chicos que son muy constantes y le hacen partido a casi cualquiera. Así el caso de Arsenal de Sarandi y sus vecinos de Lanús. Los primeros no dejan de confirmar su calidad Y SU GRANDEZA con un desempate que, aún siendo sobre el final, NO SORPRENDIÓ A NADIE PORQUE TODOS SABEMOS QUE SON ENORMES.
Lanús derrotó a San Lorenzo, rompió la racha loser que tenía de local, y se va con la frente bien alta a jugar a Brasil por la current copa. Eso sí, los dos goles fueron de penal. Qué hammbre.
Newells y su trilogía del Paraguay la siguen rompiendo fecha tras fecha y llevan una sola derrota en lo que va del torneo. Junto a Estudiantes, esos 3 equipos, conforman la dispar pero compacta pulga en la oreja de los grandes.

Partido carente de interés, si los hay, el de Vélez que un rato antes de terminar el primer tiempo ya estaba claramente liquidado. Lo lamento por los cordobeses que viajaron.

Lo de Boca merece un blogger aparte. Empezó con el arquero aterrorizando a los hinchas, cuando nada pudo hacer para llegar a sacar un misil que de casualidad tocó en el palo y fue para afuera. Situaciones de peligro muchísimas. Mucha confusión: Palermo sacó un par de pelotas de abajo en el área y Palacio corrió, pero tan por el costado que no hizo diferencia y lo sacaron.
Sale Marino, entra Franzoia (convierte), sale Franzoia, entra Delgado.
Como conozco a mis co-equipers tan bien como a mis propias limitaciones, me callo las manitos sobre este asunto y espero los dictámenes profesionales.

Algunas preguntas:

Vieron qué parecidos que son FRANZOIA y GAGO?
Y lo FUERTE QUE ESTÁ Belluschi? Parece un surfista!
O es que parado al lado del Burrito el tuerto es rey?
Arsenal CAMPEÓN??

Tuesday, September 19, 2006

El Jueves pasado, mientras con Naza Chong mirábamos contentos los festejos de Boca luego de ganar la Recopa ante el San Pablo y Marinita dormía plácidamente en el sillón, dije, en chiste, que había que ir a la bombonera el Domingo contra Godoy Cruz para colgar una bandera que dijera "Lavolpe: Ojo con lo que hacés". ¿A quién se le ocurriría cambiarle el estilo a un equipo que no sólo gana todo lo que juega, sino que además gusta y golea, y que encima se enfrenta al cuadro más modesto del campeonato?

Desde que firmó su contrato por un año, Lavolpe varias veces dio a entender que iba a imprimirle su sello al Boca multi-campeón. Habló del 4-4-2 como su sistema predilecto, elogió a Pablo Ledesma, dejó entrever que iba a prescindir de un enganche para, en cambio, jugar con volantes bien abiertos, etc. Sin embargo, ante la obvia repregunta de los periodistas, enseguida decía que respetaba la forma en que venía jugando el equipo y que, al menos en el comienzo, no había lugar para demasiadas variantes. El "comienzo", sorpresivamente, duró apenas 30 minutos.

Al minuto 31 del partido contra Godoy Cruz, Neri Cardozo, el habitual volante por izquierda que desde que empezó este torneo solía tirarse al medio para asociarse con Marino, pasó a jugar abierto por la derecha. Al mismo tiempo, el mencionado enganche dejó su posición para ocupar la franja izquierda que había quedado libre, mientras que Ledesma, hasta ayer el volante por derecha que le daba una mano a Gago, pasó a jugar definitivamente de "doble 5".

No quiero decir que con Basile Boca hubiera ganado este partido, porque hay algunos factores para tener en cuenta más allá del técnico: el cansador partido contra San Pablo apenas tres días antes, el desgastante viaje ida y vuelta a Brasil, los festejos, en fin, todas cosas que influyen en un equipo. Pero Lavolpe, en 30 minutos, se encargó de desorientar a un equipo que venía jugando de memoria hacía un año. En Paso a Paso (y supongo que también en Fútbol de Primera) se ve claro como Gago, pobre, se acerca al banco y no entiende nada cuando le piden que juege la pelota bien abierta a los costados. Encima que le partieron la cancha poniéndole a Ledesma (y más tarde ¡a Ibarra!) al lado, le piden que la toque larga a los costados, cuando el solía jugarla corta y por el centro.

Desgraciadamente, Lavolpe estaba lejos de terminar con sus mamarrachos. A los 15´del segundo tiempo hizo lo que tanto me temía: lo llamó al mellizo, a quien Basile tan bien había sabido guardar en el banco a pesar de la presión que este le metía tanto en la prensa como por medio de la hinchada, y lo mandó a la cancha por Ledesma. El Lunes Barros Schelotto ya estaba en todos lados diciendo lo ilusionado que estaba. Egoista como es, debe ser el único del plantel contento con este técnico tribunero y con lo que pasó el Domingo. ¿Cuánto falta para que vuelva a decir que a Palacio hay que llevarlo de a poco, y que él está para ser titular?

"Va un partido y ya lo estás matando, dale tiempo", me podrán decir, pero Lavolpe dijo algo después del partido que enseguida me da la pauta de cómo piensa, de cómo quiere que juege Boca, y que me parece inadmisible. No me molesta en lo más mínimo, como si le molesta a Olé que lo remarca en su protada del Lunes, que le haya preguntado a Franzoia si tenía marca para ver si hacía un cambio. El tipo llegó dos días antes, no puede conocerlos a todos. Hasta le puedo perdonar la corbata roja sobre la camisa blanca (por dios, hay que ser ganso, ¿eh?), pero lo que si me molesta, la razón por la que le hago la cruz definitivamente con apenas un partido jugado, son sus declaraciones a Martín Souto en Paso a Paso. Ahí, Lavolpe dijo, palabrás más palabras menos, que los grandes equipos se caracterizan no sólo por ganar, sino por no perder cuando la mano viene complicada, lo cual es bastante lógico. Pero luego agregó "Yo entiendo que la hinchada tira para adelante, pero en los últimos 15 minutos nos descuidamos mucho atrás y lo podríamos haber perdido. Quizás en ese período deberíamos habernos cuidado un poco más."

Hijo de mil putas. Boca pasa de un técnico que gana, gusta y golea, a uno que de gustar y golear ni hablar, y de ganar, bueno, vemos, es importante no perder. ¿Lavolpe pretendía que, 0 a 0 de local contra Godoy Cruz, Boca se metiera atrás los últimos 15 minutos para aguantar el resultado? ¿Está loco este hombre? ¿¡Cómo no lo va a ir a buscar?! ¡Godoy Cruz! ¡De local! No entiendo nada. Lo único que espero es que los jugadores se le amotinen, le digan "Ojo con lo que hacés" y vuelvan a jugar de la manera que lo estaban haciendo.

Perdón por este rapto de furia totalmente parcial, tenía que hacerlo.

Sunday, September 17, 2006

¿Se dieron cuenta?

Friday, September 15, 2006

"Siento que me voy como una rata"



Y se fue nomás. Derechito a Jerusalem por un año. Desde acá no podemos más que expresar nuestra furia contra los dirigentes de Lanús, que nos dejaron sin la estrella del blog.

Wednesday, September 13, 2006

Justo en la fecha más polémica del apertura me tomo un breve descanso y me pierdo varios de los partidos. Menos mal que hubo imágenes y compactos que dieron cuenta de los momentos más polémicos. Lo peor es que por primera vez pegué más de tres resultados en el prode y llegué a un diabólico 66.6 (periódico) % de aciertos. Pero empiezo rápido tratando de no desviarme mucho que ya larga el segundo tiempo del baile que se está comiendo el Real contra el Lyon.

Vi entero San Lorenzo – Central, con cuqui Silvera y burrito Rivero inspiradísimos. Lavezzi otra vez demostró su categoría. El primer tiempo fue aburridísimo y casi sin llegadas, pero el nivel de juego levantó mucho en la segunda parte. El pase de Lavezzi en el primer gol de cuqui Silvera es inolvidable. El ex Huracán no fue menos y definió con un toque con la punta del botín (que no es lo mismo que un puntinazo) y la pelota le metió un pico de arrebato al palo y se metió en la red. cuqui metió un rato después el tercero de San Lorenzo, pero lo más divertido del asunto tuvo que ver con la transmisión del 2. Primero porque cuando Silvera se cayó en el primer tiempo sobre su rodilla, Fantino y compañía ya especulaban sobre el tiempo de recuperación tras la operación que asumían y lo comparaban con lo que le pasó a Owen en el mundial. El delantero se levantó, volvió lo más bien al ratito (aunque después del partido se confirmó que tiene un esguince y va a estar un tiempito parado) y se despachó con dos goles hermosos. Después del segundo gol, ante la ovación de toda la cancha para cuqui, uno de los comentaristas en el campo -creo que toti Pasman- dio a entender que no había antecedentes que un jugador salido de inferiores de Huracán sea considerado ídolo en San Lorenzo. Al instante el otro comentarista preguntó “¿y bambino Veira?”. Ahí Fantino, con tanta mala leche como timing, tiró “ah, se te escapó uno que no lo tenía nadie, eh...” Los relatos de Fantino son insoportables, pero al menos mete un momento entretenido, algo que se sobredimensiona mientras escucho los comentarios de matador Kempes en la champions league (curiosidato europeo: antes del partido tienen una ceremonia símil a la del mundial y los dos equipos forman en una línea con veintena y medio de purretes paraditos adelante. la cosa es que lo hacen sólo para que suene el himno de la champions por los altoparlantes, algo muy raro porque los jugadores ponen cara solemne pero nadie sabe qué cantar).

Banfield – Estudiantes se jugó al mismo tiempo, pero sin tele. Los resúmenes del partido fueron muy cortos porque el partido fue muy malo. El ping pong del partido creo que tuvo cuatro o cinco llegadas para cada equipo. Hubo una jugada en la que inexplicablemente Cvitanich pateó afuera dentro del área chica solo y con el arquero ya revolcado y una sobre el final para Estudiantes donde Verón la tiró por arriba desde el punto del penal. Además, hubo tres expulsados. Pero la jugada polémica del partido tuvo que ver con el expulsado que no fue. brujita Verón, ya amonestado, hizo un foul de esos que suelen significar una tarjeta apurada, pero Pompei estuvo tranquilo y no lo echó. Pero después hubo una pelota que tras un rechazo que parecía que salía de la cancha, pero llevaba demasiado efecto y picó en la línea y no salió. Andrizzi se llevó la pelota y arrancó un contraataque para Banfield. Verón fue corriendo a hacer el lateral apurado para intentar ganar el partido -mejor no entremos de nuevo en el tema- sin darse cuenta que la pelota no salió nunca. Uno de los chicos al costado de la cancha le pasó la pelota, hizo el lateral y todos menos Andrizzi, que se escapaba solo, siguieron jugando con la pelota de Verón. Pompei tardó en darse cuenta y dio un pique. No correspondía la tarjeta para brujita, pero era una de esas jugadas atípicas donde los referís es típico que amonesten. La cuestión es que Verón se salvó de nuevo de una expulsión.

Antes de entrar en las polémicas en serio, un breve paso por la copa sudamericana. Fui a la cancha a ver San Lorenzo – Banfield. Como me daba casi lo mismo que clasifique cualquiera de los dos, sólo esperaba un partido abierto y con goles. Nada más alejado de la realidad. San Lorenzo salió a colgarse del travesaño descaradamente y a Banfield no se le cae una idea y juega al pelotazo. En el segundo tiempo gatito Leeb se la jugó por primera vez desde que es técnico y metió todo lo que tiene para intentar jugar por abajo. Evidentemente no es mucho, aunque hay que tener en cuenta que tuvo algo de mala suerte. Al ratito que sacó al 5 Santana, para meter al 9 pulpo González, se lesionó el otro 5, facha Aparicio. Ahí Banfield tuvo que improvisar, algo en lo que nunca fue bueno, y la desgracia no tuvo consecuencias mayores porque San Lorenzo estaba decidido a no pasar el medio. No sé cómo se vio por tele, pero los gestos desesperados de Ruggieri a los 40' del segundo tiempo gritando para que su equipo se meta atrás fue el papelón más grande que le vi a un técnico desde el garzo de chino Benítez.

Ahora sí, empecemos con River. Antes que nada quiero decir que si bien soy muy malo con el pronóstico de resultados, le pegué con los técnicos despedidos. En la primera fecha le aposté a huevo Toresani y Mario Gómez. Y dije que el único que les daba pelea era gatito Leeb, que no renunció pero por el sur ya suenan los nombres de bamba (¡belleza!) y Astrada. No vi el partido, pero tengo entendido que a River se le complicó mucho. Sí vi a Daniel Alberto protestar y me enojó un poco. La expulsión de Zapata tal vez haya sido apresurada, pero sigue siendo una chiquilinada de Zapata poner en duda la visión del árbitro con gestos ampulosos. Lo indignante de la actitud del técnico es la comparación con Boca, justo el día en que iba perdiendo por un penal que Giménez le regaló a Gimnasia y cuando River venía de recibir ese mismo favor de manos de Elizondo. Puaj, acabo de nombrar a los dos referís que más rechazo me producen en la misma oración. La otra polémica fue el festejo del empate transitorio de Chatruc. Una vez que alguien le pone un poco de onda a los festejos ya salen todos a putearlo. Ni vale la pena discutir sobre el aleteo de Chatruc, claro gesto rolinga acorde con la corrida del festejo. La cuestión que Chatruc se comió una citación ya que la fiscal gallina del incidente Gatorei parece que sigue fervientemente a River de local y visitante.

El affaire de Giménez hace que uno se enoje un poco porque es un tipo que no el cae bien a casi nadie (fue el único juez que no dio el minuto de silencio por los 30 años del golpe y sin contar la cantidad de tarjetas que revolea y penales que inventa). La cuestión es que el referí venía dirigiendo un partido normal en sus términos (7 amarillas y un penal inventado) cuando el rpesidente de Gimnasia se metió en el vestuario. No me parece mal que suspenda el partido como gesto, para marcar lo mal que está que se emta un dirigente en el vestuario del referí, sea solo o acompañado y por el motivo que sea. La cuestión es que ese era un partido que Boca podía dar vuelta tranquilamente y ahora se le va a complicar más (las amonestaciones corren para la continuación, pero se pueden hacer todos los cambios que uno quiera antes de que se reanude el partido), pero le quedó servida la oportunidad de igualar el récord de trece victorias al hilo si le gana de local a Godoy Cruz.

No vi los partidos enteros porque el domingo fue un día demasiado bueno como para quedarse como un bobo frente a la tele (vayan buscándome un remplazo en el blog que se viene el veranito...), pero valía la pena levantarse a ver el segundo tiempo del West Ham y ver el debut de Carlitos. El jugador argentino con más onda entró un ratito, encaró un par de veces y generó algunas ilusiones. Mañana parece que el Hulk del fóbal juega de entrada por las copas de Europa, así que habrá que ver cuánto mejor se acopla al equipo con el correr de los partidos. Ojalá, así se puede ver por tele algo de buen fútbol, porque por acá últimamente los partidos se juegan a muerte pero son un embole.

update: me olvidé del segundo jugador argentino con más onda. otra vez echaron al gordo fabbiani. este campeonato no jugó ni un partido entero. y encima lo echaron las dos veces que entró de titular después de cumplir las suspensiones (no olvidar que cargaba con una del campeonato pasado cuando se hizo echar y lanús no clasificó a la libertadores). en lanús ya lo putean todos y él dice que está cavando su propia tumba. que no se acabe el sobrepeso, el delineador, las vinchas, las jugadas sobradoras, las puteadas o las expulsiones. desde acá te bancamos, gordito querido.

LA SELECCIÓN


la selección que va al
mundial de homeless